El ser humano: una historia de amor entre átomos y bits

Empezamos hace 20 años coqueteando con la tecnología como un simple flirteo de verano y ahora nos encontramos casados con ella y con hijos. 

Una relación que va muy en serio y de la que todo el mundo habla.  “+ Humanos. El futuro de nuestra especie es un ejemplo: la nueva exposición del CCCB que puede visitarse desde hoy mismo y que explora los límites del ser humano dentro de una sociedad que avanza inexorablemente hacia la desmaterialización.

En unos tiempos en que la tecnología no solo forma parte de nuestra vida, sino también de nuestra muerte. Con herramientas como Tellmebye, el primer web legal que según dicen asegura nuestro legado digital, llegando incluso a enviar archivos de forma póstuma.

Así, cuando todavía resuena en nuestro recuerdo el eco de Big Bang Data, la magnífica exposición que pudimos ver en el CCCB hace un año sobre la explosión de datos que condiciona nuestro día a día, llega “+ Humanos”.

Desde hoy, 7 de octubre, hasta el 10 de abril, la artista Cathrine Kramer, su comisaria, nos acerca a un terreno sugerente: las fronteras. Entre lo que hasta ahora sabíamos del ser humano, es decir, de nosotros, y lo que todavía ni siquiera imaginamos que podemos llegar a saber. Entre humanidad y tecnología. El futuro de nuestra especie.

Hablando de técnicas de reproducción asistida, de cíborgs, de perpetuarnos a través del ámbito digital, de contextos culturales y éticos y de tecnologías que hace 10 años eran innacesibles y hoy se presentan como low cost, “+ Humanos” intenta responder a una pregunta esencial: ¿qué significa ser humano hoy en día?

Aunque, como casi siempre sucede, quizás la respuesta esté en la misma pregunta.

Tags :